Playa de Beluso, nº28
Bueu 36937 – PONTEVEDRA
986 32 34 81
639 70 70 38
xulio@acentoleira.com

Horario de invierno
Martes a jueves de 12.30 a 18.00
Cocina de 13.30 a 16.00
Viernes de 12.30 a 18.00 y de 20.00 a 23.00
Cocina de 13.30 a 16.00 y de 20.00 a 22.30
RECOGIDA PEDIDOS: de 13.00 a 14.00 y de 20.30 a 21.30
Cerrado por vacaciones: segunda quincena de octubre y segunda semana de enero.
Lunes cerrado excepto festivos o especiales*

Horario de verano
( julio y agosto )
lunes a domingo de 12,00 a 00,00h
cocina de 13,30h a 16,00h de 20,30h a 23,00h

  /  Acentoblog   /  Bogavante

Bogavante

El paisaje de nuestra tierra se tiñe de marrón, rojo y amarillo, poco a poco las hojas van cayendo y muestran la desnudez de nuestros bosques, pero lo que no perece es nuestras ganas de seguir conociendo, en una entrega más del Blog de esta casa, una especie más de nuestras costas. En esta ocasión, nos espera el rey de los crustáceos, aunque sin corona, ni sangre azul, si bien es éste color su característica más diferencial y buscada, ya que sin duda alguna lo destaca y distingue de los demás, no es otro que el bogavante azul de las rías gallegas, nuestro nuevo protagonista y, una de las especies más queridas y apreciadas de nuestra gastronomía y de nuestra pesca, por su inmenso valor.

DESCRIPCIÓN

El bogavante azul gallego, ostenta el título de ser el crustáceo más grande de nuestras aguas. Este hito, se ve propiciado por su larga esperanza de vida, dado que se han documentado ejemplares de más de 50 años de edad. Su cuerpo, alargado, cuenta con una longitud que oscila entre los 30 y los 75-80 cm. En cuanto a su peso, estos cuentan con ejemplares de unos 400-500 de peso, tamaño mínimo para poder comercializarse, hasta ejemplares que han llegado a pesar, extraordinariamente, y siempre adultos de gran edad, los 8-9 kg de peso.

Esta especie de color azul oscura e intensa, parcialmente moteado con manchas de color claro, posee 5 pares de patas, 4 de ellas, les permiten caminar y moverse por el fondo de arena y roca que frecuenta como hábitat de preferencia, si bien, el quinto y último par patas, consisten en dos pinzas, de gran tamaño, en comparación a su cuerpo, que cuentan con dos funciones distintas. Una de ellas, cuenta con una forma más alargada que la otra, con múltiples y pequeños dientes, que le permiten desgarrar y cortar, mientras que la otra, de aspecto más ancho y abrupto, con dientes de mayor tamaño y consistencia, le permite sujetar y partir a sus presas.

Los ejemplares cuentan con un cuerpo alargado y duro, su caparazón, el cual muda varias veces a lo largo de su vida, le brinda protección ante sus depredadores. Asimismo, su caparazón cuenta con 6-7 anillos, parcialmente móviles, que culminan con una cola en forma de semicírculo o abanico, la cual con movimientos espontáneos y rápidos, le permite obtener cierta movilidad, ágil y rápida, cuando la situación lo requiere, pero siempre sin llegar a ser un buen nadador, dado el peso de su caparazón.

ALIMENTACIÓN

El bogavante es una especie de actividad nocturna, prefiere capturar a sus presas de noche, agazapado en las zonas de roca, arena y grava marina, en las que habita, se alimenta de bivalvos, pequeños peces, sepias, calamares y pulpos de pequeño tamaño. Incluso se ha documentado el canibalismo de la especie, dado que ante la ausencia de comida, ejemplares de mayor tamaño, pueden alimentarse de otros de menor tamaño, es uno de los motivos por los que una vez capturados, se les atan las pinzas, con la finalidad de evitar este instinto, al igual que para facilitar su extracción de los viveros o expositores en los que se encuentran.

 

LOCALIZACIÓN, CAPTURA

El lumbrigante, como también es conocida esta especie en nuestra tierra, tiene especial preferencia por las zonas de arena y roca, en las que encuentra mayor protección de sus depredadores, como los cefalópodos de mayor tamaño, sobre todo los pulpos, y donde tiene mayor y más facilidad para alimentarse. A menudo, el bogavante, frecuenta oquedades en la roca, donde también habitan especies como el congrio, dado que este último es un gran depredador del pulpo, es por ello, que junto a esta especie marina, el bogavante genera una gran simbiosis, por la especial protección que tiene junto a él.


Zona de rocas próxima a la costa.

Es posible encontrarlos en las zonas de roca próximas a la costa, en profundidades que varían entre los escasos metros, hasta los 50 metros de profundidad; si bien es cierto, que se han captura ejemplares adultos de gran tamaño, en zonas de profundidades cercanas al centenar de metros de profundidad.

Su captura, se puede realizar a través de las nasas langosteras, que son ubicadas en las zonas de roca que frecuenta la especie, cebadas con trozos de pescado, para atraer a los ejemplares a su interior. No obstante, también es posible hacerse con ellos a través de la pesca de arrastre, con lo que se denomina, trasmallo, u otros como los miños o rascos, así como las raeiras o artes de enmalle, que son también otros de los instrumentos de captura.

ÉPOCA DE DESGUSTACIÓN Y MEJORES OPCIONES GASTRONÓMICAS

El bogavante es una especie tan codiciada y deseada, que múltiples son las formas de prepararlo y cocinarlo, tal y como muchos son los fanáticos de su sabor y exquisitez. Comenzando por su más sencilla y tradicional forma de preparación, que es la simple cocción; a formas más sugerentes como su cocinado a la plancha, en salpicón con vinagreta, gratinado al horno, bogavante en arroz caldoso, etc. Sin duda alguna, como dicen los mayores expertos de la gastronomía de nuestro país, si el producto es bueno, y en este caso, es sin duda alguna el mejor, la forma de prepararlo no importa, porque ineludiblemente estará exquisito.

Cabe decir, que una de las formas estrella de preparación de esta especie, y que cada año gana con numerosos adeptos entre los clientes de nuestra casa, llegando incluso algunos a acercarse a nuestra casa, única y exclusivamente para degustar este plato, es sin duda alguna el Arroz con Bogavante, que levanta tantas pasiones entre tantos visitantes, que no deja a nadie indiferente y que sin duda alguna, hace que merezca la pena el viaje de muchos de ellos, o la larga espera de todo el año para poder disfrutar de este manjar, que preparamos en nuestro restaurante, desde hace décadas, con tanto esmero y cariño.

© Jesús Soage y Xulio Laiseca
Praia de Beluso 15 Enero 2022